jueves, 12 de febrero de 2009

Alex o el placer de esperar




Esta es una historia curiosa, nos conocimos por casualidad, en un chat que por aquel entonces estaba muy concurrido por mujeres y con muy pocos hombres, solia escribir en el foro, poemas, relatos y conoci a muchas personas, de forma virtual, pero que tenian muchas cosas interesants, y un mismo denominador en común, todos nos sentiamos solos, y en aquel lugar dejabamos volar nuestras fantasias, mentiras, medias mentiras y alguna que otra verdad, pero tengo buen recuerdo de varias de ellas y en concreto de Alex.

Alex era y sigue siendo, una mujer muy apasionada, llena de vida, de inquietudes, juguetona de forma inteligente y le encantaba leerme y chatear, yo porfiaba con ella, a ese de a ver quien puede más, sin ningún éxito, todo hay que decirlo, hasta que un buen dia me sorprendió con una frase, algun dia, cuando me decida, y sienta necesidad de lujuria, acudire a ti.

EStaba muy claro que a pesar de la atraccion que ambos sentiamos, y que era mas que evidente, tampoco iba a ser algo que fuera a suceder de inmediato, ella tenia un amante al que veia periodicamente y no sentía necesidad de nada mas, escribia poco, pero lo que hacia siempre me atraia, interesada en muchas cosas diferentes, parecia incluso un poco fuera de lugar, pero seguimos conversando, seguimos hablando y pasamos al telefono, aunqu siempre fuera de horario de trabajo y familiar, tenia, y sigue teniendo un peculiar sentido del humor, otra cosa que me hizo reir mucho y siempre recordare con cariño, fue una tarde noche de intercambio de sms, en la que despues de varios seguidos, me di el harton de reir de mi vida, cuando me escribió:

"Eres la unica persona que ha conseguido ponerme cachonda cuando tengo delante un plato de lechuga"

Paso el tiempo, y muchas confidencias, ella sentia amor por aquella persona, pero algo sucedió, entre ambos que los fue alejando, y despues de muchos meses de contactos esporadicos, por sms o telefono, un dia me envío el mensaje: "Recuerdas cuando te dije que cuando quisiera lujuria te avisaria?, pues ese dia ha llegado"

Obviamente, nos llevo un tiempo ponernos de acuerdo en el encuentro, pero llegó el dia, una charla, una comida, unas risas y nos fuimos al hotel.

En aquel hotel por vez primera estuvimos juntos, tal como vinimos al mundo nos fuimos descubriendo uno al otro, ella me exploraba y yo a mi, ibamos tocando resortes, entre besos y cricias el deseo aumentaba hasta que ella sin poder evitarlo mas, me sugirio, metemela ya,quiero sentirla dentro.

la coloque sobre mi, mientras acariciaba sus pechos, mi polla entraba y salia de su sexo mojadisimo, y ella gemia y gozaba, apretandome con sus musculos vaginales, moviendose en circulitos, saltando finalmente totalmente poseida por el deseo sobre mi, clavando mi polla erecta hasta lo mas profundo de su vagina y frotando de vez en cuando su clitoris contra mi, tuvo un orgasmo, y un segudno orgasmo, cuando me exigió, quiero sentir tu leche, quiero que te corras dentro de mi...y acelerando mis embates...lo hice, me corrí, como un surtidos de semen vertí mi orgasmo en sus entrañas, satisfaciendo su deseo, su necesidad y sus ganas y con eso ella obtuvo el tercero...y finalmente, exhausta, con su piel cubierta de transpiracion igual que yo, cayo sobre mi pecho mientras acariciaba sus cabellos, jadeando ambos, satisfechos, pero sin salirme de ella.

Aquel dia no fue solo eso lo que sucedió, practicamos sexo oral, primero ella a mi, luego yo a ella, y los orgasmos se sucedieron hasta que llego la hora fatidica de separarnos...salimos juntos del hotel y la lleve a un lugar proximo a la estación, desde donde se dirigio a su coche, mandandome un beso al despedirme.

...........................................................................................................................................................................



Durante varios meses nos fuimos viendo varias veces más, el entendimiento era perfecto, nos gustaba cuando estabamos juntos, nos queriamos y estabamos de maravilla, pero otras razonesnos impedian vernos mas, hicimos el amor muchas veces, y tambien nos vimos algunas otras simplemente por las ganas de hablar y conversar, recuerdo ahora mismo un dia en que ella necesitaba verme, etabamos trabajando cuando me envio un sms, podrias venir? solo pregunte a que hora salia y como llegar donde estaba, ella solo me dijo llamame cuando llegues y te dire por donde ir, y eso hice, acabe mi trabajo sali y subi a mi coche, conduje durante media hora hasta llegar a destino, me pare y la llame para que me indicara y me dijo donde ir, conduje hasta aparcar y nos despedimos con un hasta ahora mismo.

Estaba realmente ansioso, llevaba muchos dias sin verla, y en cuanto la vi apareceer, sonrei, como un bobo, la mier acercarse y como subia al coche, nos besamos alli mismo con una pasion desbordante, y nuestros cuerpos se encendieron aun mas, ella me hizo conducir hasta llegar a una especie de parque en obras,lleno de coches aparcados y ya a oscuras por la hora, nos empezamos a besar y ella saco mi miembro de su sitio, acariciandolo, lamiendolo y chupandolo con verdadera fruición, le encantaba comerme la polla y a mi me encantaba como lo hacía, pero ella cada vez más excitada no pudo esperar mas, se separo de mi y se quito la falda, y la braguita, se coloco sobre mi aun sentado en mi asiento y tomando mi pene erecto, lo dirigió a la entrada de su vagina, se dejo caeer sobre mi, totalmente humeda resbale con facilidad y ella empezo a moverse, mehizo abrir la puerta del coche porque le molestaba para apoyarse y desbotone su blusa para tener acceso a sus pechos y pezones, me cabalgaba como una amazona, estaba totalmente poseida por el deseo y mi polla estaba tan grande que me parecia que iba a reventar, emepujaba y apretaba, mis manos sobre sus pechos ,los besaba, lamia, mordia, y ella seguia moviendose al ritmo de mis embestidas, correte toni, correte dame tu leche, quiero sentirla dentro de mi, nos movimos aun mas deprisa, y me corri, nos corrimos, sin dejar de movernos, todo mi semen se derramo dentro de ella y con los movimientos notaba como se salia, pero no podiamos parar, seguimos follando como locos sin parar ni durant el orgasmo y volvimos a corrernos una vez mas, esta si...justo corrernos ambos, se dejo caer jadeante sobre mi, mientras reia y sonreia iba diciendo que bueno, que bueno, como me gusta sentirte y yo la besaba y mientras ella se salia de mi penetracion, la acariciaba, s sento ami lado para volver a tomar aliento, gracias por venir me dijo, realmente te necesitaba, y yo a ti, contesté, casi sin voz, saibnedo que ya se tenia que ir, pero habia valido la pena, se puso la braguita, se ajusto la falda y salio tras darme un beso, llamame cuando llegues..y se fue.

..........................................................................................................................................................................

Hubo mas momentos, aunque al final, nos fuimos distanciando, sus circunstancias y las mias, no eran las mejores, luego nos volvimos a ver y volvimos a sentirnos el uno al otro, con una calma y un cariño que solo tienen los que son amantes durante años, tenemos que volvernos a ver algun dia, ahora somos amigos solamente, pero me apetece mucho ver esa carita picara mirandome y sonriendome.

1 comentario:

Susy dijo...

Una bonita historia ...
besos dulces..